Los depósitos de inercia EO TANK pueden ser parte del sistema de calefacción, permiten a la caldera de leña funcionar a su potencia nominal, mientras almacenan energía disipada garantizando un funcionamiento óptimo y aumentan considerablemente la vida útil de la caldera.

Una vez parada la caldera de leña, el depósito puede transmitir la energía almacenada durante varios días, lo que lo hace especialmente útil por ejemplo en época de temporada baja. Con esta utilidad permite utilizar menos madera.

Puede alojar diferentes fuentes de energía como calentadores eléctricos, bombas de calor, paneles solares, etc. Está disponible en volúmenes de 800, 1000 y 1500 litros (otros volúmenes sobre pedido), especialmente diseñado con 8 tomas instaladas a 90º y 4 tomas de sonda, permitiendo una fácil instalación.

Disponen de aislamiento de espuma de 100 mm de espesor (con cremallera desmontable), temperatura máxima de trabajo de 90ºC, presión máxima de trabajo de 4 bar y posibilidad de instalación de hasta 4 depósitos seriados, aumentando de esta forma el volumen de acumulación en espacios de reducida altura.

El depósito COMBI TANK IN TANK está compuesto de un depósito de inercia más ACS, con el depósito de ACS vitrificado.